Yoga en el embarazo

Existe un tabú con la práctica del Yoga durante el embarazo, sobre todo en el primer trimestre. Muchas personas, normalmente sin conocimientos en Yoga, recomiendan no realizar una práctica constante en este periodo.

Según todo lo que he aprendido con mi experiencia de embarazo y en mis años de práctica y estudios del Yoga, tomando cursos de Yoga para embarazadas, Yogaterapia, Doula, entre muchos otros, he aprendido tácitamente que el Yoga es una práctica universal que TODOS podemos realizar, independiente del proceso que estemos viviendo.

Es importante entender que la práctica del yoga es mucho más que una práctica física, es también respiración, meditación y expansión de nuestra conciencia a través de estas tres herramientas. Por esto, el Yoga durante el embarazo y sobre todo en el primer trimestre es muy importante de practicar, pero el enfoque de la práctica debe ser distinto a un enfoque físico solamente.

yoga durante el embarazo - dhanayoga

Sabemos que durante el primer trimestre de embarazo existen muchos factores que podrían inducir a un aborto espontáneo. Por esto, se recomienda una práctica mucho más meditativa, canto de mantras, trabajo de mudras, y puedes incorporar algunos ejercicios simples de respiración y posturas físicas básicas y cómodas (como Balasana, Sukhasana, Dandasana, Tadasana, Savasana).  Durante el segundo trimestre, cuando el embarazo ya es viable, es el mejor momento para realizar una práctica de yoga más completa y equilibrada entre los tres elementos (físico, respiración y meditación). Puedes ir avanzando progresivamente en la intensidad de posturas físicas dando énfasis a las posturas de apertura de cadera, flexión, fortaleza de zona lumbar, brazos y piernas. También, puedes aumentar la intensidad de los ejercicios de respiración específicos para embarazo y de preparación para el parto, y mantener tu práctica de meditación siempre constante. Mientras que, en el último trimestre, debes dar mayor énfasis en la respiración y meditación, reduciendo progresivamente la intensidad de la práctica física, escuchando los límites de tu cuerpo.   

En resumen:


Lo más importante es que si eres principiante o no tienes conocimientos específicos de embarazo, es necesario guiarte por un especialista para que tu práctica sea realmente acorde a tu proceso. Recuerda que todos somos distintos y cada embarazo debe ser enfrentado de forma diferente.

Algunos de los grandes beneficios que trae el Yoga para tu proceso de embarazo:

  • Principalmente te ayuda a mejorar la conexión con tu cuerpo y con tu bebé.
  • Logras entender los procesos que estás viviendo y te ayuda a aceptarlos como parte de tu naturaleza.
  • Reduce dolores y malestares físicos y emocionales durante el embarazo.
  •  Te empodera como mujer-madre para tu parto y post parto.
  • Te entrega fortaleza y flexibilidad, física y emocional, para enfrentar tu parto.
  • Reduce riesgos de la temida depresión post-parto.

    Cualquier consulta, no dudes en escribirme ☺

    Escrito por:

    Tiare Ramírez
    Directora de Aloe
    Terapias Naturales
    Instructora de Hatha Yoga
    Especialista en Autocuidado
    tiare.aloe@gmail.com / +56953691615 

    [powr-comments id=87ec7954_1535340455]