¿Por qué debemos quitarnos los zapatos para hacer yoga?

15 | 02 | 2021
¿Por qué debemos quitarnos los zapatos para hacer yoga?

Siempre cuando entramos a una clase de yoga debemos quitarnos los zapatos y dejarlos afuera. Esta es una regla fundamental que se cumple en todas las salas de yoga del mundo y cuyo propósito no es solo evitar ensuciar o causar daño a la superficie del lugar donde vamos a practicar. La razón más importante de por qué se nos pide entrar descalzos tiene un sentido simbólico profundamente espiritual.

Sabemos que el yoga es mucho más que estiramientos y ejercicio. Hay toda una filosofía detrás que requiere que desarrollemos nuestro potencial, abriendo la mente y el corazón. Si somos constantes, la práctica puede cambiar la forma en que pensamos, nos comportamos y reaccionamos. Por eso, dejar los zapatos afuera de la sala significa que, durante el tiempo que dure la práctica, estaremos sin las preocupaciones del día a día que normalmente nos acompañan y obstaculizan. Entramos libres y nos enfocamos en el momento presente.

Además de eso, practicando descalzos podemos alcanzar una mejor conciencia corporal. Sin zapatos ni calcetines, percibes mejor las características de tu pisada, equilibrando correctamente el peso de tu cuerpo sobre tus pies. De esta forma, fortaleces esa articulación y resulta más sencillo corregir alguna mala postura, logrando una alineación perfecta que protege también el resto de tu cuerpo.

Otro factor que se debe considerar es la adherencia. La piel de la planta del pie tiene un mejor agarre, lo que asegura un correcto equilibrio sobre nuestro mat, evitando caídas o deslizamientos incómodos. Los calcetines especiales para yoga tienen esa característica, sin embargo, solo es recomendable para evitar el frío. Una vez que logras entrar en calor, lo ideal sería quitártelos y continuar la práctica sin ellos.

El hábito de dejar los zapatos afuera puede aplicarse también en otros aspectos de la vida cotidiana, por ejemplo, cuando llegamos a casa o a nuestro lugar de trabajo. Hoy, más que nunca, debemos mantener los espacios limpios para protegernos del Covid-19 y otras enfermedades. Una costumbre que solo nos trae beneficios. ¿Y tú, también dejas tus zapatos afuera? ¡Anímate!